Imperial Cleaning

La leyenda de la ciudad sin nombre

Disparidad de culto Son aceptables los servicios que se prestan si se garantiza el consentimiento previo de la mujer con pleno conocimiento de causa, se respeta su dignidad, se garantiza su intimidad y se tienen en cuenta sus necesidades y perspectivas.

Menú de navegación

Transparencia

En las familias se puede entrar, pero no se puede salir. En este momento, la mujer —a mi juicio— intuye peligro. El poder transformador y restaurador de Dios se ha hecho presente junto al pozo de Sicar. Venid, ved a un hombre que me ha dicho todo cuanto he hecho. La que iba al pozo a la hora menos frecuentada a fin de pasar desapercibida ha cobrado ahora un gran aplomo. El resultado de su testimonio es espectacular: Todos cuantos le conocen notan con certeza que algo le ha sucedido.

Si alguien ha logrado realizar este milagro en la vida de esta mujer, merece ser conocido, escuchado… adorado. Un resultado espectacular El resultado de su testimonio es espectacular: Pronto viene mi Salvador!

Fantastica sugerencia, pero seriamos incapaces de llegar a ninguna conclusion y solo serviria para desunirnos un poquito mas. Aunque creo que un poquito desenfocado. Los americanos por ejemplo, no se limitaron a dar chocolatinas por sexo que inocente, no? Tampoco es que se oculte mucho. Y Gehlen no era de la Gestapo, sino del Abwehr, el servicio secreto militar.

Es decir, no era Nazi sino prusiano, al viejo estilo. Estas violaciones se realizaron antes de disparar contra las mujeres cautivas. Lo lei en Hanover. Pero eso es otra historia. No hace falta hacer lecturas politicas, es un hecho demostrado y justificable que los Rusos fueran mas crueles en la victoria. Al fin y al cabo, esos soldados habian visto, en primera persona, sus familias, sus ciudades y sus vidas destrozadas por los alemanes.

Los Americanos, en cambio, tenian a sus familias esperandoles tranquilamente en el midwest, el pais intacto y estaban en la guerra por q un tal roosevelt lo decidio asi.

Los rusos masacraban a los suyos. Y en la victoria fueron peores que en la misma guerra. Alemanes y rusos… menuda ensalada. Que los rusos cometieran excesos no convierte a los americanos en hermanitas de la caridad, aunque eso al autor no le importa.

Si la realidad era esa no hay que ocultarla para fingir una igualdad entre ambas potencias. Es un libro imprescindible y aterrador. Interesante el paralelismo entre: Esto no es verdad del todo: Los aliados contaron la historia de su manera, exagerando la maldad de los alemanes y ocultando los atropellos de los aliados.

despedidas de soltera

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.