Imperial Cleaning

Que busca una mujer en un hombre

A maestro de espada, aprendiz de pistola. A la vejez aladares de pez.

Que busca una mujer en un hombre realmente

¿Qué quieres estudiar?

De oplossing hiervoor is de Slim Serie. Stijlvolle badkamer oplossingen Hoge kwaliteit met in het oog springende details ESS staat voor Easy Sanitary Solutions en dat is de meest geschikte verklaring voor al onze producten.

Vind een Dealer bij u in de buurt Zoek een dealer. Download onze brochure Bekijk brochures. Laatste nieuws Easy Drain douchegoot schoonmaken 8 augustus Wanneer je van een douche gebruik maakt, kunnen allerlei soorten vuil zoals zeepresten, haren of vet zich gaan hechten aan het sifon of de afvoerbuis.

Lees verder Douchegoot aarden 3 mei Is een douchegoot aarden noodzakelijk, ook als deze een kuststof sifon heeft? Un claro ejemplo de ello es sentarse en un lado en vez de en el frente para cenar. Puedes llamarlo para quedar, para comentarle algo interesante que has visto en las noticias e incluso para saludarlo simplemente. Si ya llevas un tiempo hablando y conociendo a un chico, es posible que sepas al dedillo todas sus actividades y todo lo que quiere lograr.

Asimismo, no te olvides de felicitar todos los logros, incluso aquellos que a ti no te parezcan tan importantes. Si hay algo que le guste a un hombre es que una mujer sea activa en el plano sexual. Las mujeres decididas y seguras ganan mucho terreno a las mujeres indecisas.

Tener un detalle con alguien significa que piensas en esa persona y que te preocupas por ella. Si hay algo que hacemos casi sin querer las mujeres es hablar de nuestras ex parejas. Evidentemente, dar todo lo que tienes de golpe, es completamente contrario a este objetivo.

Es por ello por lo que siempre es imprescindible llevar perfume a una cita, especialmente si es la primera. Si piensas eso, la respuesta es no. Si te manda un mensaje, no lo contestes inmediatamente, aunque lo hayas visto. Hazle ver que has estado ocupada y que por ello no has podido atenderle. A lo que no tiene remedio, litro y medio. A lo que puedas solo no esperes a otro. A los burros palos, y a la mujer regalos. A los cincuenta, el mal del mes ya no lo ves.

A los enfermos los sanos buenos consejos les damos. A los galgos del rey no se les escapa liebre alguna. A los hombres, querellos; pero que no lo sepan ellos.

A los quince el que quise, a los veinte el que quiso mi gente y a los treinta el que se presenta. A los tontos y a los porfiados, la mejor bofetada es dejarlos. A los treinta doncellez, muy rara vez. A maestro de espada, aprendiz de pistola. A mal amo, mal criado. A mal comer o bien comer, tres veces beber. A mal Cristo, mucha sangre. A mal dar, apretar el culo contra el sitial. A mal dar, tabaquear. A mal hablador, discreto oidor.

A mal mortal no hay hierba que val. A mal rey, mala grey. A mal sarmiento, buena podadera. A mal tiempo, buena cara. A mala cabeza, buenas son piernas. A mala cuenta, no hay providencia buena.

A mala lluvia, buen paraguas. A mala suerte, envidia fuerte. A mala venta, mala cuenta. A malas piernas, buenas muletas. A malos ratos, buenos tragos. A manos de traidores perecen los buenos servidores. A marido ausente, amigo presente. A medida del santo son las cortinas. A mengua de carne, buenos son pollos con tocino.

A mi mujer bermeja, por el pico le entra, que no por la oreja. A mi padre llaman hogaza y yo me muero de hambre. A misa temprano nunca va el amo. A mocedad ociosa, vejez trabajosa. A mucho hablar, mucho errar. A mucho hablar, poco acertar. A muerto marido, amigo venido. A muertos y a idos, pocos amigos.

A mujer casada y casta, con el marido le basta. A muy porfiado pedir, no hay que resistir. A nadie le amarga un dulce, aunque tenga otro en la boca. A nadie le amarga un dulce. A nadie le parece poco lo que da, ni mucho lo que tiene. A nave rota, todo tiempo es contrario.

A ninguno le huele su mierda sino la ajena. A no poder, en balde es querer. A nuevos hechos, nuevos consejos. A nuevos tiempos, nuevos usos. A olla que hierve ninguna mosca se atreve. A otro perro con ese hueso. A otro viento, otro tiento. A padre generoso, hijo desperdiciado. A padre guardador, hijo gastador. A palabras vanas, ruido de campanas. A pan ajeno, navaja propia.

A pan duro, diente agudo. A pan y cebolleta no es menester trompeta. A perdiz por barba y caiga quien caiga. A perro flaco todo se le vuelven pulgas. A perro que no conozcas, nunca le espantes las moscas.

A perro viejo, no hay tus tus. A persona lisonjera no le des oreja. A piloto diestro, no hay mar siniestro. A pobreza, no hay vergüenza. A poca oferta, buena demanda. A poco caudal, poca ganancia. A poco pan, coger primero. A presurosa demanda, espaciosa respuesta. A primeros de noviembre, tu fuego enciende. A pueblo muerto, alcalde tuerto.

A quien amasa y cuece, muchas cosas le acontecen. A quien bien cree, Dios le provee. A quien buenos cojones tiene, lo mismo le da por lo que va como por lo que viene. A quien cuece o amasa, de todo le pasa. A quien dan no escoge, y eran cuchilladas. A quien dan y no toma, dicha es que le sobra.

A quien das de yantar, no te duela dar de almorzar. A quien de bailar tiene gana, poco son le basta. A quien debas contentar, no procures enfadar. A quien Dios no le da hijos el diablo le da sobrinos. A quien Dios quiere bien, la perra le pare lechones. A quien Dios quiere para rico hasta la mujer le pare hijos de otro. A quien el vino no plaz, Dios le quite el pan. A quien espera, su bien le llega.

A quien feo ama, bonito le parece. A quien ganando no guarda, media albarca; y a quien ni ganar espera, abarca entera. A quien has acallado no le hagas llorar. A quien has de acallar, has de halagar. A quien has de dar la cena, no le quites la merienda.

A quien hubieras vencido no lo tengas por amigo. A quien le dan el pie, se toma la mano. A quien le duele una muela, que la eche fuera. A quien le pique el alicante, que llamen al cura que le cante. A quien le pique, que se rasque. A quien lo quiere celeste, que le cueste.

A quien madruga, Dios le ayuda. A quien mal canta, bien le suena. A quien mal vive, su miedo le sigue. A quien miedo han, lo suyo le dan.

A quien mucho miente, le huye la gente. A quien mucho tememos, muerto le queremos. A quien nada quiere, todo le sobra.

A quien no la teme, nada le espanta. A quien paga adelantado, mal le sirve su criado. A quien se hace el sordo, barreno gordo. A quien se viste de lo ajeno, le desnudan en concejo. A quien siembra espeso, dos veces le merma la panera: A quien soledad quiere, todo le estorba. A quien te hizo una hazle dos, aunque no lo mande Dios.

A quien tiene abejas, nunca le falta un buen postre en la mesa. A quien tiene malas pulgas, no le vayas con burlas. A quien tiene ropa y duerme en el suelo, no le tengas duelo.

A quien tienes que dar la cena, no le quites la merienda. A raposa durmiente, no le amanece la gallina en el vientre. A rey muerto, rey puesto. A saya blanca, ribete negro. A sembrar a San Francisco, aunque sea en un risco. A sordos y ciegos hacen testigos el dinero. A su costa aprende el necio, y a costa del necio el cuerdo. A su tiempo se cogen las uvas.

A toda ley, ama a Dios y sirve a tu rey. A traidor, traidor y medio. A tres azadonadas, sacar agua. A tu amigo dile la mentira, si te guarda paridad, dile la verdad. A tu casa venga quien te eche de ella. A tu hijo dale oficio, que el ocio es padre del vicio. A tu mesa ni a la ajena, no te sientes con la vejiga llena. A tu tierra grillo aunque sea con una pata. A tuertas ni a ciegas, ni afirmes ni niegues. A tuerto o a derecho, nuestra casa hasta el techo. A un asno, bastale una albarda.

A un fresco, un cuesco. A un hombre rico, no repares si es feo o bonito. A una bola no se le puede sacar punta. A unos da Dios ovejas y a otros orejas. A unos Dioses das ovejas y a otros orejas. A veces caza quien no amenaza. A veces con tuerto, el hombre hace derecho. A veces es peor el remedio que la enfermedad. A veces un veneno, para sacar otro es bueno. A veces, el flaco derriba al fuerte. A veces, hasta un cerdo ciego encuentra una bellota.

A vino de mal parecer, cerrar los ojos al beber. A virgo perdido nunca falta marido. Abad de Somosierra, harto de nabos y berzas. Abadejo y amor de viejo, todo es abadejo.

Abeja muerta, ni miel ni cera. Abejas sin comida, colmenas perdidas. Abejas sin regina, la colmena en ruina. Abejas y ovejas, en sus dehesas. Abejas, benditas, santos abejares, dan miel a los hombres, cera a los altares. Abierto el saco todos entran a trapo. Abogado de ricos, mal de pobres. Abracijos no hacen hijos, pero son preparadijos. Abracijos no hacen hijos, pero son preparatijos. Abrazo de ciego, golpe seguro. Abrazo flojo, amor poco; abrazo apretado, ese si que es un abrazo.

Abre el ojo que asan carne. Abre la boca que te va la sopa. Abre la puerta a la pereza y entraren tu casa la pobreza. Abre para todos tu boca y para todos tu bolsa. Abriga bien el pellejo si quieres llegar a viejo.

Abril concluido, invierno ido. Abril llovedero, llena el granero. Abril sin granizo, Dios no lo hizo. Abril, abrilillo, siempre fuiste pillo. Abril, abriluco, el mes del cuco. Abril, hueveril; mayo pajarero. Abril, siempre fue vil. Abril, uno bueno entre mil. Abriles y jornaleros, pocos de buenos. Abusar no es usar, si no mal usar. Abuso no quita uso. Acabada la misa, se parten las obladas. Aceite de oliva, todo el mal quita.

Aceituna una; y si es buena, una docena. Aceituna uno oro, dos plata, la tercera mata. Aceituna, una es oro, dos plata, y la tercera mata. Aceitunas amargas, con el vino se pasan. Aceitunas y pan, y queso eso tiene la corte en peso. Acertar una y errar diez, mal acierto es. Acertar, errando, sucede de vez en cuando. Acude al sabio para el consejo, y al rico para el remedio. Achaque el viernes por comer carne. Adentro Ratones, que Todo lo Blanco es Harina!.

Adivina quien te ha dado; tu enemigo se ha acercado. Administrador que administra y enfermo que se enjuaga, algo traga. Administradorcillos, comer en plata y morir en grillos.

Adonde no hay remedio, haya paciencia. Adonde quiera que fueres, ten de tu parte a las mujeres. Adonde te quieren mucho no vayas a menudo.

Adorar al santo por la peana. Adorar al sol que nace, todo el mundo lo hace; al sol que muere, nadie lo quiere. Afanar y no ganar, doy al diablo tal afanar. Afanar y no medrar es para desesperar. Agosto lleva la culpa y septiembre la pulpa. Agosto y septiembre no duran siempre.

Agua al higo y a la pera vino. Agua beba quien vino no tenga. Agua caliente, salud para el vientre. Agua cara siempre es mala. Agua cocida, sabe mal pero alarga la vida. Agua cocida, saludable y desabrida. Agua corriente no mata a la gente.

Agua corriente sana a la gente. Agua corriente, no mata gente; agua sin correr, puede suceder. Agua corriente, sana a la gente. Agua de avenida, no puede ser bebida. Agua de fuente, sana y transparente; agua de laguna, enfermiza y turbia. Agua de lluvia, siempre delgada y nunca sucia. Agua de manantial, no hay otra igual. Agua de mayo, no cala el sayo. Agua de navazo, ensancha la barriga y estrecha el espinazo. Agua de pozo y mujer desnuda, mandan al hombre a la sepultura.

Agua de primavera, si no es torrencial, llena la panera. Agua de sierra y sombra de piedra. Agua del cielo no quita riego. Agua del Duero, caldo de pollo. Agua detenida es mala para bebida. Agua detenida, no debe ser bebida. Agua en agosto quita aceite, pan y mosto.

Agua en ayunas, o mucha o ninguna. Agua en cesto se acaba presto. Agua enferma, ni embeoda ni endeuda. Agua estancada no mueve molino. Agua estancada, agua envenenada. Agua fresca la da el jarro, no de plata sino de barro. Agua hervida es media vida. Agua limpia de fuente viva. Agua mansa, traidora y falsa.

Agua no emborracha, ni enferma ni entrampa. Agua no enferma, ni embeoda ni endeuda. Agua no quebranta hueso. Agua pasada no mueve molino. Agua podrida, colada y hervida. Agua por San Juan, quita vino y no da pan. Agua por Virgen de Agosto, quita aceite y agua el mosto. Agua que a algo huele o a algo sabe, otro la trague. Agua que corre, nunca mal coge. Agua que huela, no la bebas. Agua que pasa por muchos atanores, no es de las mejores. Agua tardera, agua maicera.

Agua tibia, media vida. Agua trae en el cuerpo luna con cerco. Agua turbia no hace espejo. Agua vertida, mujer parida. Agua y aceite no se mezclan. Agua y bailar, a hartar. Agua y luna, tiempo de aceituna. Agua y sol, tiempo de caracol. Agua, sol y basura, y menos libros de agricultura. Aguadito para que rinda y saladito para que alcance. Aguadores y taberneros, del agua hacen dineros. Aguardiente arrancarejas, no la bebas. Aguardiente, en tienda; y vino en taberna.

Aguarraditas de abril, unas ir y otras venir. Aguas calmadas estropean los puentes. Aguas de abril, vengan mil. Aguja fina, saca espina. Aguja fina, saca la espina. Aguja que doble, para sastre pobre. Ahora al bueno le llaman tonto. Ahora que tengo potro, pongo la vista en otro. Ahora, hasta los escarabajos empinan la cola. Ahorra, ahorrador para que gaste el gastado. Aire colado, ha muchos ha matado.

Aire de Levante, agua delante. Aire gallego, escoba del cielo. Ajo curado y vino puro, pasan el puerto seguro. Ajo hervido, ajo perdido. Ajo que del dornillo salta, al diablo vaya. Ajo que salta del mortero, ya no lo quiero. Ajo y cebollino, para con vino. Ajuar de la forastera: Al acebuche no hay quien le luche.

Al agua corriente y al cristal, no se le pega na. Al aguador, su cuba y no la borla del doctor. Al alba del puerco, que da el sol a medio cuerpo. Al alcornoque no hay palo que lo toque; menos la carrasca, que le Casca. Al alzar de los manteles, haremos cuentas y pagaredes. Al amanecer resbalos, y al anochecer charquies.

Al amigo cuando lo pruebas, a veces chasco te llevas. Al amigo que es vicioso, tratarlo poco. Al amigo reconciliado, con un ojo abierto y el otro cerrado. Al amigo y al caballo, no cansallo.

Escuela de Negocios 2.0

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.